* Krispy Cream decidió unirse a la competencia y regaló 500 cajas de donas a un joven de EUA que revendía el producto en su ciudad. 


Típico: Un día decides iniciar un negocio y piensas que la mejor manera de ganar dinero y sin esfuerzo es revender un producto reconocido.

Así comenzó Jayson Gonzáles, un joven de 21 años de Minnesota que revendía donas de Krispy Cream por hasta dos mil pesos.

Jayson viajaba todos los fines de semanas desde desde Champlin, Minnesota hasta Clive, Iowa, recorriendo 430 kilómetros.

En cada viaje compraba hasta cien cajas de donas para entregarlas a sus clientes en St. Paul, Minnesota, a quiénes les revendía la docena entre 325 y 382 pesos.

¿La razón? Krispy Cream decidió dejar de vender sus productos en esa localidad hace 11 años.

También te puede interesar: Sabino, tiene 85 años y logró terminar sus estudios

KRISPY CREAM vs. JAYSON

La compañía líder en la venta de donas en el mercado, Krispy Cream decidió ponerle fin al negocio de la reventa de Jayson.

Alegó que el esquema de venta del joven de 21 años representaba un riesgo para la empresa.

La historia se hizo viral en redes sociales y eso hizo que la compañía decidiera cambiar su estrategia y “unirse a la competencia”.

A través de sus cuentas en internet, la compañía informó que ahora apoyará el modelo del negocio de Jayson y le regaló 500 docenas de donas.

La razón para cambiar de opinión es que el dinero de la reventa era utilizado para costear los estudios de Jayson en la Universidad Estatal Metropolitana.

En total, Krispy Kreme donó seis mil donas.”Nuestra principal preocupación es que las donas que Jayson venda mantengan nuestra alta calidad de producto, debido a la distancia y manera en la que lo transporta”.

“Estamos felices de trabajar con Jayson como un operador independiente para asegurar una entrega constante de nuestras donas de alta calidad para nuestros fans en Minnesota. Le deseamos a Jayson un gran éxito”, detalló, Krispy Cream.

 

Foto: Pixabay