* Fabricar un iPhone deja un amplio margen de ganancias a la compañía

La batalla por ser la marca que más smartphones vende en el planeta está entre tres competidores.

Samsung, que ocupa el primer sitio, Huawei, que llegó con todo desde China, y Apple, que ha implementado otras estrategias debido al terreno perdido.

En el caso de la empresa de la manzana, ha intentado mantenerse en la lucha de forma opuesta a sus competidores.

Para que se entienda de forma simple, Apple ha elevado la calidad y precios de sus productos en espera de poder conservar sus ganancias, a pesar de vender menos equipos.

Por ello, buscamos qué dice el sitio Statista al respecto del costo que conlleva a la marca fabricar el iPhone XS Max.

De este modo, podemos conocer cuáles son las ganancias reales de la marca de la manzana.

Sin embargo, hay que decir que ese costo no contempla la inversión que la empresa debe hacer en su logística y distribución.

También te puede interesar: VIDEO: Robots asistentes en tiendas de EUA se ponen histéricos

Fabricación

Lo más caro de todo el proceso es la pantalla, que tiene un costo de 120 dólares, según Statista.

Después vienen los componentes electromecánicos, con un precio de 71.5 dólares.

En tercer sitio va la cámara, con 51.1, seguida de los circuitos integrados, de 47 dólares.

Finalmente, la memoria cuesta 40.8 dólares.

De ahí en adelante el costo es relativamente bajo: El amplificador de radiofrecuencia (15.5), la gestión de energía (12.6), la interfaz (9.7), conexiones inalámbricas (7), la batería (6.5) y el resto de accesorios y puertos (10.9).

En total, se gastan unos 392.5 dólares (poco más de siete mil 500 pesos mexicanos).

Además, ya que pasó el proceso de fabricar el equipo, el iPhone XS Max tiene un costo que arranca desde los 26 mil 999 pesos mexicanos.

Es decir, la ganancia, en relación al costo de fabricación únicamente, es de unos 19 mil 500 pesos por iPhone.