* Incluso en la política, la campaña de Coca-Cola ha encontrado opositores

Cada vez más empresas se suman a promover la diversidad sexual en todo el mundo.

Sin embargo, sus estrategias muchas veces son tan aplaudidas como criticadas, todo depende de cada nación.

Algo así es lo que ahora mismo Coca-Cola enfrenta luego de lanzar una campaña en favor a esta causa.

Y es que la compañía instaló varias vallas publicitarias con el #LoveIsLove, en Hungría.

Pero la respuesta que ha tenido es ampliamente negativa.

La estrategia de la marca va encaminada hacia el Festival Sziget de Budapest, que dura una semana y ahora manejó el lema “Love Revolution”.

También te puede interesar: Los perrhijos millennials son los reyes de las compras online

Sin embargo, la campaña de Coca-Cola encontró una dura oposición en varios grupos conservadores de aquel país.

Incluso algunos medios de comunicación, cercanos al partido gobernante, acusaron a la marca de “promover el amor entre personas del mismo sexo” por encima de las relaciones heterosexuales, según señala Bloomberg.

Es más, Istvan Boldog, legislador de dicho instituto político, hizo un llamado a boicotear a la marca.

También un grupo que está en contra del aborto, reunió firmas para el retiro del material publicitario.

Hay que señalar que en Hungría está prohibido el matrimonio y la adopción para personas del mismo sexo.

La respuesta

A pesar de todas las voces en contra de la campaña publicitaria, Coca-Cola dio una tajante respuesta a los ataques.

Mediante un comunicado, la marca señaló que buscan “transmitir un mensaje” por lo que no cederán.

“Creemos que todos tienen derecho al amor y que el sentimiento de amor es el mismo para todos”, señaló.

Habrá que ver cómo reaccionan ante esto los aferrados opositores de la campaña publicitaria de la poderosa marca Coca-Cola.

Imagen: @3dollarstrash