* Retirar dinero de tu Afore no es tan buena idea como parece, si bien es una entrada de dinero rápida, las consecuencias son a largo plazo. 

Las Afores son, como su nombre lo dice, un sistema de ahorro para el retiro, por ello retirar parte del dinero invertido, representa grandes riesgos.

De entrada debes saber que de acuerdo a la Afore en la que tengas tu dinero, puedes retirar cierta cantidad.

Ya sea por matrimonio o por desempleo, pero ambas tienes sus ventajas y sus consecuencias.

Primero lo primero, si ya estás decidido a retirar parte de tus fondos para el retiro, debes estar consiente de que jamás vas a recuperar ese capital.

También te puede interesar: ¿Afores para niños? Sí existen y son muy necesarias

A menos, claro, que realices aportaciones voluntarias para reponer ese dinero.

Los expertos aseguran que esta debe ser tu última opción para hacerte de efectivo, en caso de no tener liquidez.

Pero bueno, si después de analizar todas las alternativas sigues pensando que retirar dinero de tu Afore es la mejor opción, debes tener en cuenta ciertos puntos.

1. Los retiros de dinero de tu Afore sólo se pueden realizar cada cinco años.
2. Para realizar el trámite, debes acudir a las oficinas de tu Afore.
3. Podrás disponer del efectivo hasta 46 días después de tu última cotización del IMSS, es decir, poco más de un mes tras quedarte sin empleo.
4. Sólo podrás retirar el 10% de tus ahorros totales o bien, el equivalente al último salario percibido. Te darán siempre el de menor cantidad.
5. Cuando realizas retiro de dinero de tu Afore, el IMSS te resta semanas de cotización, por lo que tardarás más tiempo en jubilarte.

De acuerdo con expertos, estas reglas sirven para desmotivar al usuario y evitar que retire el dinero de su Afore.

Por cierto, el IMSS te quita de dos semanas hasta tres años de semanas cotizadas.

Ahora bien, si realizas aportaciones voluntarias, podrás recuperar parte de esas semanas perdidas, previo acuerdo con tu Afore.

Foto: Pixabay