* La gasolinera robaba en todas sus bombas y mangueras hasta el 20% del combustible

El sector energético se ha vuelto poco a poco en una parte importante y estratégica del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

A través de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la administración del mandatario ha puesto énfasis, entre otras cosas, a la venta de combustible.

Por ello, recientemente se anunció el descubrimiento de una gasolinera que robaba en todas sus bombas y en cada una de sus mangueras.

Según la Profeco, en este establecimiento se daba hasta 20% menos del combustible comprado.

Por ello, las autoridades del consumidor clausuraron por completo cada bomba del local para evitar que siguiera con el servicio.

Sin embargo, la Profeco reportó que a 24 horas del cierre, personas del establecimiento rompieron los sellos y comenzaron a dar servicio nuevamente.

También te puede interesar: Pemex registra pérdidas a pesar de combatir el huachicoleo

Se trata de la gasolinera Costamar SA, que está ubicada en la Avenida Costera Miguel Alemán, número 2224.

Además, la actualización la dio el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, quien señaló que el cierre de la gasolinera que robaba en todas sus bombas, se dio el 28 de octubre,

Explicó también que el 29 de ese mes, el establecimiento había violado los sellos.

Es debido a ello, explicó Sheffield, que las autoridades regresaron al comercio.

Sin embargo, ahora lo hicieron junto a personal de la Guardia Nacional y de la Fiscalía General de la República, ya que constituye un delito la ruptura de los sellos de las 12 bombas.

Además, también se abrió una carpeta de investigación.