Redacción
1 feb 218

Cuando se habla de mitos y realidades propiciadas por el uso extremo del teléfono celular existen grandes cantidades de información al respecto, aunque la mayoría generada a partir de especulaciones.

Como ejemplo tenemos el gran temor de los adictos al celular, que consiste en la deformación del dedo meñique por la forma en la que sostienen sus equipos.

Según el traumatólogo especialista en manos de la Clínica Las Condes, Daniel Hinzpeter, este cambio visible en el dedo es únicamente temporal e inmediato al uso del smartphone. Detalló que a nivel de los tendones se puede generar una contractura y dar la impresión de esta deformidad.

Explicó, para la tranquilidad de todos, que para que se deforme el meñique lo que tendía que ocurrir es “una angulación a nivel de hueso” y que aquellos que usan un teléfono “por exagerado que sea” no es posible que provoque un cambio óseo.

Aunque no todo debe tomarse tan a la ligera, pues Hinzpeter agregó que lo que sí puede ocurrir por la posición del dedo es una tendinitis, conocida también como “whatsAppitis”.

También te puede interesar:

¿Por qué es peligroso ver porno en tu celular?

¡Mario Kart llegará a los smartphones!