• La ciencia reporta avances con la combinación de la prevención y los tratamientos contra el cáncer
  • El inmunólogo James P. Allison y la epidemióloga colombiana Nubia Muñoz pidieron tener una mayor prevención contra el cáncer

 

INFORMACIÓN: Notimex     IMAGEN: Flickr

 

Allison, pionero en demostrar los efectos de la inmunoterapia, recibirá el miércoles el X Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en categoría de Biomedicina, por contribuir a crear nueva terapias oncológicas.

Muñoz recibirá el galardón en la categoría de Cooperación al Desarrollo por establecer la relación epidemiológica entre el virus del papiloma y el cáncer de cuello de útero, que permitió el desarrollo de vacunas.

El titular de Inmunología de la Universidad de Texas recalcó que la inmunoterapia es el cuarto pilar en la lucha contra el cáncer, tras la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia, y el campo para que siga su avance es muy amplio.

Recalcó que no es igual el avance en todos los tipos de cáncer, porque las mutaciones cambian, pero destacó que el fármaco desarrollado con la inmunoterapia logra que un 20 por ciento de los pacientes tenga una supervivencia de hasta 10 años.

“Esto es algo que se va a seguir estudiando, y aunque no creo que vayamos a un mundo libre de cáncer sí habrá saltos en años venideros. Creo que vale la pena afrontar el reto”, señaló.

Muñoz recordó que la ciencia conoce las causas, y por ejemplo al tabaquismo se le atribuye un 30 por ciento de los cánceres. “por lo que no hay que perder la prevención y hay que utilizar lo que ya sabemos y después aplicar la inmunoterapia”.

En el caso de su área de estudio que es el cáncer de cuello de útero, recordó que un 86 por ciento de los casos se da en países pobres, a pesar de que el virus está por igual en esos países que en los desarrollados.

Aclaró que la diferencia la marca el que en países desarrollados los programas de detección permiten tener esa prevención, y en otras naciones no es fácil organizar el seguimiento de la revisión de mujeres y no tienen el mismo acceso a vacunas.

De su trabajo, recordó que en las últimas décadas se logró asociar 14 tipos de virus de papiloma, y de esos hay siete en concreto que son causantes del cáncer de útero, y con eso se pudo avanzar en las vacunas.

Al ser preguntada sobre cómo los grupos antivacunas afectan este tipo de avances, Muñoz recordó que recientemente hubo en Colombia un caso que generó polémica y cuya cobertura de vacunación que era de casi el 90 por ciento cayó al 17 por ciento.

Lamentó la situación y consideró que la comunidad científica debe hacer frente a lo que se dice de las vacunas en las redes sociales de Internet, además de educar a la población.

Allison sostuvo que también en Estados Unidos hay grupos antivacunas, y ante ello “hay que educar en que las vacunas y los antibióticos han mejorado las vidas de las personas”.

 

También te puede interesar:
Sería posible que pacientes de cáncer de mama y pulmón eviten quimioterapia
Alerta California por “epidemia” de enfermedades de transmisión sexual