MONTERREY, Nuevo León.- Existe una nueva generación de antibióticos, desarrollados a partir de metales de transición tales como cobre, magnesio, zinc y cobalto, los cuales de acuerdo trabajo de investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), tienen altos efectos antibacteriales.

Rubén Morones Ramírez, investigador de tiempo completo en la Facultad de Ciencias Químicas y director del Centro de Investigación en Biotecnología y Nanotoxicología de la UANL, dio a conocer las ventajas de este nuevo método terapéutico, cuyos estudios iniciaron hace cuatro años.

Según el científico, estos nuevos antibióticos podrían en principio utilizarse como cremas para la atención de heridas fuertes propensas a infecciones, como en el caso de pacientes diabéticos, pero se analizan diversas rutas para lanzarlos en un mediano plazo al mercado farmacéutico.

El uso de metales como antibióticos no es algo nuevo, si tomamos en cuenta que la plata, se ha venido empleando en diversos cereales y suplementos alimenticios, aportando micronutrientes proteínas y minerales.

Sin embargo el trabajo de la UANL, se ha centrado en los llamados metales de transición, los cuales no solamente tienen baja toxicidad para el ser humano, sino que son considerados micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Esta investigación, mencionó, se empezó primero en la Facultad de Ciencias Químicas y el Centro de Investigación en Biotecnología y Nanotoxicología (CIByN) de la UANL, con el alumno de licenciatura, Javier Garza Cervantes, quien lideró el estudio en el trabajo de laboratorio.

Posteriormente apoyaron también el Hospital Zambrano Hellion del Tecnológico de Monterrey, el Centro de Investigaciones Avanzadas Campus Monterrey y la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Es importante destacar que a diferencia de los antibióticos “tradicionales”, los cuales pueden tardar hasta 15 años en llegar al mercado, este nuevo tipo, podría acotar significativamente este lapso, hasta llegar a un lapso de tres años.

En este punto de la investigación, la UANL busca incorporar estos nuevos antibióticos a cremas, para tratar por ejemplo a pacientes de quemaduras o aquellos con heridas muy fuertes, que son más propensas a infectarse. Pero también, existe un mercado muy grande en el área de desinfección de superficies, desinfección de desarrollo de materiales antimicrobianos, contenedores, etcétera.

La UANL, actualmente en su centro de investigación, busca apoyar en la colocación de productos al mercado y el proyecto citado fue escogido para tal efecto.