Un joven tuvo que dejar atrás a su amigo vochito con el ×n de trabajar en la NASA y descubrir si hay vida en el planeta Júpiter.

Recientemente, un joven, de nombre Jonathan Sánchez, se hizo acreedor al segundo lugar en un concurso en la NASA, en el cual compitió contra jóvenes de otros países con una propuesta para descubrir si hay vida en Júpiter, para lo cual tuvo que hacer un sacrificio viral.

El hombre de 19 años tuvo que poner en rifa su vochito con el fin de alcanzar las estrellas, o al menos todo ello con el objetivo de dar un paso más a su sueño de ser astronauta.

De igual forma, se deshizo del automóvil que construyó con su papá con el objetivo de impulsar un viaje a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, NASA, donde había presentado una iniciativa para generar mejorías en la exploración de Europa, una de las lunas de Júpiter.

Asimismo, de acuerdo con los científicos del mismo centro espacial, el planeta posee agua debajo de sus cortezas heladas y también podría albergar vida; una postura que va tomando más fuerza conforme pasa el tiempo.

Pero volviendo a la rifa del vochito, el costo para cada boleto es de 50 pesos.

Incluso, el Jonathan expresó que hará entrega de su vochito en el mes de diciembre a quien resulte triunfador en la rifa, sin embargo, argumentó que todo valdrá la pena, ya que irá a trabajar a la NASA.

Cabe mencionar que el participante compitió contra 45 estudiantes de diferentes partes del mundo como Rusia, Francia, Japón, Estados Unidos y China. En la competencia luchó contra los proyectos estructurados por físicos, matemáticos, biólogos, ingenieros en robótica y electrónica.