En Rusia fueron testigos de un inusual accidente relacionado con el volante y el alcohol, pero no con cualquier volante, sino con el de un vehículo blindado.

Esto ocurrió al noroeste del país, Apatity, en la región de Murmansk, en la Península Kola, donde un sujeto en estado de ebriedad robó un tanque y terminó por estrellarse contra una tienda de licores. Afortunadamente el incidente no dejó heridos.

Según la policía, este hombre tomó “prestado” el vehículo militas de una escuela de manejo del ejército. Por es misma razón el tanque no tenía armamento alguno.

Durante su “heroico” trayecto, este sujeto chocó primero contra un auto estacionado antes de ir a parar en la vidriera de la tienda.

Por si no fuera suficientemente, el envalentonado sujeto descendió del tanque tranquilamente tras el choque y se puso a beber una botella en lo que llegó la policía para arrestarlo.

También te puede interesar:

Pasado oscuro de “la píldora” incluye abuso a mujeres latinas

¡Salud! Roban la botella de vodka más cara del mundo