El sábado pasado ocurrió una tragedia en el Río Taohuna en Guilin, capital de Guangxi, en China. En ese lugar se llevó a cabo una práctica para una carrera de botes, pero algo inesperado provocó un horrible accidente.

Justo cuando los pequeños navíos se encontraban haciendo un recorrido, llegaron a una zona en la que diferentes flujos del río chocan y, debido a la poderosa corriente, se volcaron.

Casi 60 personas cayeron de los botes y la mayoría no usaba chalecos salvavidas, según medios locales.

Desgraciadamente 17 personas fueron succionadas por la corriente y perdieron la vida. Otras 40 lograron ser rescatadas.

Este tipo de competencias son habituales en Asia, especialmente en China. Además, los “botes dragón”, hechos de madera y con diversos adornos, tiene capacidad para 30 pasajeros con sus 18 metros de largo.

También te puede interesar:

Bebé se cae del coche y los papás ni en cuenta

¡Como caído del cielo! Perro golpea a mujer