Un equipo de médicos en Estados Unidos realizó exitosamente el primer trasplante total de pene y escroto del mundo. Los cirujanos de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, intervinieron a un soldado que había sido herido en el área genital cuando se encontraba en combate en Afganistán.

Para llevar a cabo la operación fue empleado un pene, escroto y pared abdominal trasplantados de un donante fallecido. Los cirujanos han afirmado que el soldado recuperaría la función sexual, lo cual es imposible con las reconstrucciones del pene.

Ésta es la primera cirugía realizada a un veterano de guerra lesionado y el primero al que le es trasplantada una sección completa de tejido, incluido el escroto y el área abdominal circundante. Los médicos dijeron que los testículos de los donantes no se trasplantaron debido a consideraciones éticas.

El soldado, quien desea permanecer en el anonimato, señaló en un comunicado emitido por la universidad: “Cuando me desperté por primera vez, finalmente me sentí más normal como si finalmente estuviera bien”.

En términos médicos, la cirugía se llama alotrasplante compuesto vascularizado, el cual consiste en trasplantar la piel, huesos, músculos, tendones y vasos sanguíneos. El Programa de Trasplante Genital Johns Hopkins, que financió la cirugía, inicialmente se ha enfocado en casos postraumáticos, particularmente en soldados heridos, ya que sus heridas generalmente hacen que las opciones convencionales sean imposibles.

Los expertos del equipo quirúrgico esperan que el soldado se recupere completamente en un periodo de 6 a 12 meses. El Dr. Rick Redett, director clínico del programa de trasplante genitourinario, dijo que el soldado se está recuperando bien y se espera que sea dado de alta del hospital esta semana.

“Esperamos que ese trasplante mejore la vida. le permita recuperar la función urinaria y sexual y llevar una vida más normal”, dijo el Dr. Redett. “También es nuestro objetivo ofrecer el procedimiento en el futuro a otros pacientes adecuados”.

Cabe señalar que el primer trasplante de pene con éxito del mundo se llevó a cabo en 2014 por un equipo de cirujanos sudafricanos.