• Al parecer el accidente ocurrió por un descuido del dueño de la pistola.

Un menor de edad perdió la vida al estar jugando con su primo con un arma de fuego. Aparentemente, la pistola pertenece al padre de uno de los niños.

Según reportes, un balazo se le escapó a uno de los infantes y el proyectil terminó por alojarse en la cabeza de su familiar, quien murió por el impacto.

En redes sociales se difundió la brutal imagen del cuerpo del menor sobre un sillón, en un hogar de Naucalpan, Estado de México.

Aún no se sabe cómo es que los niños accedieron al arma de fuego, pero se cree que todo fue resultado de un descuido del dueño de la pistola.

Imagen: Twitter/@alertasurbanas

También te puede interesar:

La culpan de su propia muerte por querer conocer el mundo

Olvido no, perdón sí, dice López Obrador a víctimas de la violencia