El pequeño chico de 9 años fue encontrado luego de que su mamá lo golpeara durante cinco horas como castigo por perder su teléfono. El hecho ocurrió en el distrito Huang Qiao de Taizhou, en China.

Ming Ming, fue atado a una silla por la madre y golpeado con una vara de madera durante 5 horas, desde las 6 hasta las 11 de la noche del 5 de enero pasado. Una cámara de seguridad del edificio mostró al pequeño mientras salía del ascensor con un teléfono en la mano y como realizaba la desesperada búsqueda del mismo aparato.

Alrededor de las 3 de la tarde se puede ver Ming Ming buscar el teléfono en el parque. Una hora más tarde, fue a pedir ayuda a la oficina de la seguridad.

El guardia de turno en ese momento dijo que: “Ming Ming dijo que perdió su teléfono cuando estaba jugando en la nieve”. y agregó que: “El teléfono no tenía tarjeta SIM, por eso no es fácil encontrarlo si está cubierto de nieve”.

Tres días después, los vecinos encontraron el celular cuando la nieve comenzó a derretirse.

 
Con información de agencias.