Redacción
Febrero 10, 2018

El precandidato presidencial priista, José Antonio Meade, dijo que Chihuahua está de cabeza por los altos niveles de inseguridad y la poca generación de empleo. En eso coincidió el gobernador Javier Corral, quien encabeza un gobierno que está de cabeza, pero porque el gobierno “inepto” del PRI lo dejó en bancarrota.

Durante un evento en aquel estado, Meade aseguró que “estamos en Chihuahua de cabeza (…) lo vamos a enderezar y vamos a lograr que la inseguridad baje y que el empleo suba, que los homicidios bajen y que el crédito suba, que los secuestros bajen y que la tranquilidad regrese a los hogares”.

El aspirante presidencial detalló la caída en la generación de empleos en Chihuahua. Recordó que en esta entidad del norte del país se generaron casi 47 mil plazas en 2015, mientras que en 2017 únicamente se crearon 18 mil. En materia de seguridad, alertó que el secuestro se multiplicó por tres y el homicidio creció en 51 por ciento en tan sólo un año.

El panista Javier Corral contestó este viernes en entrevista con varios medios que “sí, (Meade) tiene razón. Nos lo dejaron de cabeza por un gobierno inepto de su partido y de su verdadero amigo, César Duarte. Lo dejó no sólo de cabeza, lo dejó en bancarrota y en condiciones de latrocinio, pero lo estamos arreglando, arreglando los problemas que dejó el amigo de José Antonio Meade, César Duarte”.

El gobernador dijo que Meade, como secretario de Hacienda, le dio muchos recursos a Duarte y éstos se fueron a la corrupción política. “Meade debería estar preocupado por el uso que Duarte le dio a los miles de millones” que le otorgó.

Con información de Notimex.


También te puede interesar:

AMLO “ficha” al exportero Adolfo Ríos como candidato
AMLO exige a EPN dé la cara ante la violencia