Redacción
Feb 12, 2018

Tras cuatro décadas de conflictos armados, Irak quiere reunir 88.000 millones de dólares para reconstruir el país, un proyecto colosal que empezó a tomar forma este lunes en una conferencia internacional en Kuwait.

Durante tres días, centenares de responsables políticos, de oenegés y empresarios se reúnen en Kuwait. El gobierno iraquí espera en particular reunir fondos del sector privado para reconstituir miles de casas y realojar a los 2,5 millones de desplazados que hay en Irak.

Desde los años 1980 Irak se ha visto sumido en varias guerras y a un largo embargo internacional, en particular tras invadir Kuwait en 1990.

Hace dos meses el gobierno anunció el final de un nuevo conflicto bélico, esta vez contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), que en 2014 habían conquistado amplias zonas del país. Pero la reconstrucción del segundo productor de petróleo miembro de la OPEP será larga y difícil.

“Evaluamos las necesidades totales para reconstruir Irak en 88.200 millones de dólares”, unos 71.900 millones de euros, dijo el ministro de Planificación iraquí, Salmán al Jumeili en la apertura de la conferencia. Los fondos servirán para las personas desplazadas y para reconstruir los servicios públicos, dijo a la AFP.

Según Qusai Abdelfatah, director general del mismo ministerio, 22.000 millones de dólares de estos fondos se necesitan urgentemente y el resto a mediano plazo.

“Hemos puesto en marcha programas de reconstrucción (…) pero lo que hemos conseguido es inferior al 1% de lo que necesita Irak”, reconoció Mustafa al Hiti, presidente del fondo de reconstrucción para las zonas afectadas por los combates contra el EI.

“Más de 138.000 casas están dañadas y la mitad de ellas totalmente destruidas”, indicó.

Además de las destrucciones materiales, Irak se enfrenta a una grave crisis humanitaria, con 2,5 millones de desplazados. Por eso la conferencia de Kuwait debería servir para financiar el retorno “voluntario” de los desplazados a sus casas, dijo Bruno Geddo, de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Aunque los combates a gran escala han terminado (…), las cicatrices siguen en todo el país. La ciudades quedaron muy dañadas, las comunidades fueron diseminadas”, explicó.

La UNICEF y ONU-Habitat pidieron también inversiones urgentes para restaurar las infraestructuras y los servicios básicos para las familias iraquíes.

También te puede interesar:

Trump quiere 3 mil millones de dólares para el muro

Españoles aseguran que cometerán genocidio contra los mexicanos