Un niño de casi dos años de edad se encontraba jugando frente al edificio en el que vivían sus abuelos en Zaporizhia, Ucrania, cuando ocurrió algo inesperado: un vecino de 39 años decidió suicidarse, lanzándose desde la ventana de su apartamento, teniendo el trágico tino de caer sobre el pequeño.

La madre del niño, Anna Polishchuk, estaba despidiéndose de sus padres en la puerta del edificio tras una visita de Año Nuevo. Fue entonces que un obrero, del que sólo se conoce su nombre Yvgeny, se lanzó desde su ventana del séptimo piso, cayendo justo donde jugaba el pequeño.

A pesar de que una ambulancia llegó poco después y trató de reanimar al niño, el esfuerzo fue en vano.

“El hombre que se suicidó cayó justo encima del niño. Tratamos de reanimar el corazón y los pulmones del pequeño, pero murió en la ambulancia”, contó el médico Vitaly Reznikov. “Estamos investigando si el hombre estaba borracho o tomó la decisión por alguna otra razón”, agregó.

También te puede interesar:
“¿Quién coños te crees para pedirnos olvido”, Sicilia a AMLO
Calle para el ciudadano, cárcel para el delincuente: Meade