La estrategia de Estados Unidos de aislar con sanciones económicas a Norcorea funciona, dijo el vicepresidente Mike Pence este viernes, horas después del anuncio de un histórico encuentro entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jon-Un.

En una declaración, Pence consideró que la invitación de Kim a Trump “es evidencia” del éxito de las medidas impulsadas por Trump y reiteró que la “campaña de máxima presión continuará hasta que Norcorea tome medidas concretas, permanentes y verificables para poner fin a su programa nuclear”.

“El deseo de Norcorea de reunirse para discutir la desnuclearización, mientras suspende todos los ensayos de misiles balísticos y nucleares, es evidencia de que la estrategia del presidente Trump para aislar al régimen de Kim está funcionando”, indicó.

“Nuestra determinación sigue ininmutable y nuestra política sigue siendo la misma: todas las sanciones se mantienen y la campaña de máxima presión continuará hasta que Norcorea adopte medidas concretas, permanentes y verificables para poner fin a su programa nuclear”.

Trump aceptó el jueves una propuesta de Kim para reunirse por primera vez, en un giro inesperado tras meses de gran tensión entre ambos líderes.

La cumbre se celebrará a fines de mayo, en un lugar aún por determinar, para “lograr la desnuclearización permanente” de la península coreana, dijo el asesor de seguridad nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong.

El alto funcionario surcoreano fue portador del mensaje del Kim, con quien se había reunido largamente a principios de esta semana.

Con información de AFP.

También te puede interesar:
Trump y Kim-Jong Un se encontrarán cara a cara
Kim Jong Un elogia a Corea del Sur tras visita de su hermana