Australia es hogar de numerosas especies peligrosas: desde cocodrilos hasta serpientes, desde arañas hasta medusas venenosas.

Pero ahora, según un nuevo estudio basado en numerosas observaciones, tres animales aparentemente inofensivos se suman a la lista. Se trata de tres especies de aves rapaces que los investigadores describieron como pirómanas.

Según Bob Gosford, ornitólogo del Central Land Council en el Territorio del Norte (Australia) y coautor de la investigación, las aves son el milano negro​ (Milvus migrans), el milano silbador (Haliastur sphenurus) y el halcón berigora​ (Falco berigora) esparcen deliberadamente los incendios forestales para obligar a los animales que habitan el bosque a huir de las llamas y así cazarlos con más facilidad.

Lo hacen tomando una ramita encendida con el pico o las garras, que luego dejan caer en un sitio que no ha sido alcanzado por las llamas. Además, dicen, es posible que hayan aprendido a controlar y utilizar el fuego en su favor, antes que los humanos. El estudio fue publicado en la revista Journal of Enthnobiology.

No está claro aún cuán común es este comportamiento, pero de acuerdo a la evidencia, estas aves solo recurren a esta metodología de caza si el incendio llegó a su límite de expansión y amenaza con apagarse.

La evidencia más antigua confirmada del uso de fuego se remonta a 400.000 años.

Sin embargo, las aves rapaces han estado en el planeta millones de años antes, con lo cual es posible que lo hayan descubierto antes de que aparecieran los humanos, le dijo a la revista la revista New Scientist, Alex Kacelnik, experto en inteligencia de aves de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Vía BBC Mundo.

También te puede interesar:

Las 4 proezas deportivas de Corea del Norte

¿Eres de los que vende sus celulares viejos? Esto te interesa