El presidente Enrique Peña Nieto (EPN) afirmó que durante su administración, México ha registrado un incremento económico constante, cuyo acumulado se ubica en 13 por ciento, por encima del 7.4 y 6.8 de los dos sexenios anteriores, lo que ha permitido cumplir el objetivo de estabilidad y crecimiento económico.

En la inauguración de la 81 convención bancaria La banca comprometida con México, reconoció que aún hay retos, pero llamó a hacer buenas cuentas para tener un balance objetivo de lo que se ha logrado con la participación de toda la sociedad mexicana.

“Haciendo buenas cuentas, lo que estaremos buscando es que lo bueno siga”, expresó el titular del Ejecutivo, quien resaltó que México se ha convertido en un país favorito para la inversión extranjera directa y la de carácter nacional.

Acompañado por los secretarios de Hacienda, José Antonio González Anaya; de Agricultura, José Calzada; y del gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, expuso que cuando se voltea hacia atrás se pueden ver los retos que se han alcanzado y vale la pena reconocerlo, pero también los retos, rezagos, donde no se ha sido suficientemente acertivo.

En el evento que reúne a los banqueros de México explicó que se ha cumplido el reto de mantener una estabilidad económica ante un escenario difícil que le tocó vivir al país, con la caída de los precios del petróleo, la volatilidad de los mercados y la animosidad al riesgo.

EPN enumeró 10 objetivos que planteó ante los banqueros hace seis años y que hoy se han consolidado, como estimular la competencia de la economía mexicana en el terreno de las telecomunicaciones y los servicios financieros.

Asimismo encaminar a México a ser una potencia energética gracias a la reforma en la materia que permitió cambiar el modelo de desarrollo del sector y abrir la participación de la inversión privada.

En este tema, indicó que el día de hoy se han concretado 232 contratos con 130 empresas nacionales y extranjeras con una inversión estimada de más de 200 mil millones de dólares.

En la sesión inaugural en la que estuvieron el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Bernardo González Rojas; y el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, enfatizó que la reforma educativa permitió incrementar la inversión en capital humano y recuperar la rectoría del Estado en educación.

Destacó ante los banqueros el aumento en el crédito a la vivienda, a la industria y al consumo, la inversión en infraestructura para la construcción de carreteras y aumentar la capacidad de los puertos.

Se fomentó la economía formal y se emprendió una nueva estrategia de comercio exterior con la modernización de los varios mecanismos de comercio internacional, como la actualización del acuerdo con la Unión Europea, la Alianza del Pacífico y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este sentido, EPN afirmó que las siete rondas de negociación en el proceso de actualización del TLCAN “evidencian la voluntad que hay de los tres países (México, Canadá y Estados Unidos) de poder alcanzar un acuerdo. Estamos en ruta, estamos firmes de poder lograr algo bueno para los tres países”.

El mandatario destacó también el fomento al campo, que por primera vez registra un superávit y colocó a México entre los 12 países que más alimentos produce en el mundo, además del crecimiento del turismo y la industria.

Con información de Notimex.

También te puede interesar:
Meade usa a obreros para convencer
Anaya amenza a EPN con mandarlo “al tambo”