• Ivan Duque, expresó su preocupación por una eventual descertificación de Estados Unidos por el aumento exponencial de los cultivos de hoja de coca, que es la materia prima para el procesamiento de cocaína

En entrevista Duque sostuvo que una de sus grandes preocupaciones es que el “crecimiento que se ha presentado conduzca a una descertificación. Pero el mensaje que yo he recibido en Washington es de respaldo a nuestra agenda y eso da tranquilidad”.

Agregó que “lo que también debe quedar claro es que nuestra lucha contra las drogas no es por imposición de nadie sino porque es lo lógico y lo ético. Es un problema que le genera mucho daño al país”.

Duque manifestó que su objetivo en sus cuatro años de gobierno, que inicia el próximo 7 de agosto, es trabajar con Estados Unidos para que los apoyos financieros lleguen rápidamente y evitar que se recorten y generar confianza a nivel nacional como en la comunidad internacional.

“Colombia ha sido un país que ha gozado de un respaldo bipartidista en Estados Unidos a lo largo de las décadas y espero que se mantenga pues aún es mucho lo que falta por hacer”, reiteró.

El deseo de Duque y así se lo planteó a las autoridades de Estados Unidos, en su reciente visita a Washington es “poder construir una paz que sea sostenible y viable. Pero para eso necesitamos acabar con los cultivos ilícitos y ser muy exitosos en llevar economías legales y productivas a esas zonas”.

A juicio de Duque la fumigación contra los cultivos ilícitos que fueron suspendidas en Colombia por el actual gobierno “debe ser retomada pero con químicos autorizados en Colombia, eliminando cualquier riesgo a terceros y aprovechando técnicas de precisión que nos permita ser más contundentes”.

“Hay que combinar todas las herramientas y no se puede renunciar a ninguna de ellas”, agregó.

La fumigación con avionetas se realizará siempre y cuando “se garantice la mayor precisión posible y se elimine el riesgo contra la población de todos los métodos contemplados”.

En algunas regiones “creo que es más efectiva la erradicación manual y el desarrollo alternativo. En otras tendremos que utilizar técnicas de fumigación con precisión. El programa piloto con drones es otro elemento importante que tenemos que ir desarrollando”.

“Hoy en el mundo, anotó, hay muchos proyectos de fumigación con drones en cultivos lícitos. Y eso lo podríamos transferir a los ilícitos. Hay tecnologías que ya permiten drones que pueden portar hasta 80 litros. Eso hay que explorarlo”.

Pero “lo único cierto es que mientras el país tenga más de 200 mil hectáreas sembradas la situación será caótica y frente a eso hay que usar todas las herramientas y dedicar todas las energías”.

En la lucha antidrogas “necesitamos fortalecer la cooperación con países del triángulo norte en Centroamérica y con México”.

Información e Imagen: Notimex 

También te puede interesar:
Asno vestido de campesina gana el reinado del burro en Colombia
Duque y cuatro retos de la nueva era derecha en Colombia