* De acuerdo con el informe filtrado por la prensa alemana desde 1946 al menos 1, 670 religiosos estuvieron implicados en abusos en contra de menores

 

Un documento filtrado a la prensa alemana develó la espeluznante cifra de casos de abuso sexual por parte de sacerdotes de la iglesia católica en contra de menores en Alemania.

El informe interno encargado por la Conferencia Episcopal alemana (DBK) y filtrado a la prensa reveló que el abuso sexual en contra de menores ha sido una práctica muy extendida durante los últimos 70 años.

Al menos 3 mil 677 casos de abuso cometido por miembros de la iglesia fueron documentados, en donde se conoce que la mayoría de las víctimas son niños, y que la mitad de ellos eran menores de 13 años cuando sufrieron los ataques.

El diario español El País informó que al solicitar a la Conferencia Episcopal alemana información sobre el escándalo, la organización respondió con un comunicado en el que aseguran que “somos conscientes de la magnitud del abuso sexual, lo que queda demostrado por los resultados del estudio. Es opresivo y vergonzoso para nosotros. Hace cuatro años encargamos el estudio y nosotros, los obispos en particular, nos enfrentamos a los resultados”.

Además dijeron lamentar la filtración del documento, que será publicado en su totalidad a finales de septiembre.

El documento asegura que al menos mil 670 curas serían culpables de abusos sexuales en contra de menores, según detallo Diet Zeit, junto con Der Spiegel, uno de los medios que ha obtenido el informe.

Estos supondrían un 4.4% de los sacerdotes en ese determinado periodo de tiempo. Además se dice que uno de cada seis casos se trata de una violación y que en un 25% de los casos de abuso se produjeron en la iglesia o gracias a una relación pastoral con el menor.

Los investigadores dijeron además, que sus descubrimientos podrían ser solo la punta del iceberg, ya que estima que el número de casos podría ser mucho mayor que los datos registrados en el informe, incluso mucho más de los que se podrían documentar, pues muchas de las víctimas no han dado el paso para denunciar.

Este informe es gracias al trabajo de siete investigadores que dedicaron cuatro años y medio a la búsqueda de información, análisis de documentos y entrevistas. En 2014, la propia Conferencia Episcopal alemana anunció la puesta en marcha de una investigación que llevaría a cabo un equipo interdisciplinar procedente de tres universidades e integrado por criminólogos, gerontólogos y psicólogos.

 

Imagen: Twitter (@mnayelimr)

 

También te puede interesar:
Exarzobispo que encubrió a pederastas librará la cárcel
El Papa implora el “perdón de Dios” por sacerdotes depredadores