Redacción
Feb 13, 2018

El personal de la aerolínea Volaris se convirtió en héroe durante uno de sus vuelos pues detectaron un caso de probable explotación sexual y activaron el código ECPAT, que es justamente para estos casos.

Se trataba de una menor de edad que, vía redes sociales, había sido contactada por varios sujetos, quienes ya se la llevaban.

Gracias a este código, agentes de la Policía Federal Preventiva y la Procuraduría General de la República lograron detener a las personas que pretendían llevarse a la menor.

Además, la aerolínea declaró que, en tierra, los padres de una jovencita habían alertado sobre el secuestro de su hija, por lo que se dio aviso al personal del vuelo 238 y también a las autoridades del Aeropuerto Internacional de Michoacán.

La menor fue llevada al DIF para que se reuniera nuevamente con sus padres.

Con información de agencias.

También te puede interesar:

Esto es lo que cuesta la “epidemia mundial” de tabaco

SCT pagará más de 6 millones de pesos por renta de nuevas oficinas