La jugadora profesional de Atlas, Alicia Cervantes, decidió abandonar el club debido a que la directiva rojinegra se negó a aumentar el raquítico sueldo que percibía, el cual, según documentos en poder de Medio Tiempo, era de mil 500 pesos mensuales.

Cabe señalar que el incremento que pedía Cervantes era más que justificado, toda vez que se convirtió en la goleadora del club tapatío tras sumar 9 tantos en el campeonato Apertura 2017.

“Eran mil 500 pesos por mes (lo que ganaba). Yo no les pedía millones, simplemente les pedía lo justo, creo que por lo que hicimos en colectivo en el torneo y por lo que hice personal, creo que más de una sí nos merecíamos el aumento”, agregó.

Asimismo, Alicia denunció la poca disposición de cúpula de los Zorros para llegar a un acuerdo: “¿Cómo iba a seguir jugando por cualquier cosa, por mil 500 pesos? El gerente me dijo que no me podían dar el aumento: ‘lo que tienes, es lo único que te podemos dar, no podemos más’”.

Por si esto no bastara, la delantera no puede fichar con ninguna otra institución debido a que aun tiene contrato firmado con Atlas, situación que la tiene en números rojos al no contar con un ingreso alternativo.

De acuerdo con el contrato que firmó, Cervantes es catalogada como jugadora “semiprofesional” a pesar de que la Liga MX es una contienda reconocida como tal por la Federación Mexicana de Futbol.

Cabe destacar que recientemente se reveló que Carlos “El Gullit” Peña ganará 77 mil pesos diarios como nuevo refuerzo del Cruz Azul.

También te puede interesar:

Coutinho ya está viviendo su sueño con el Barcelona

América presenta nuevo uniforme a lo guerrero águila