Los inversionistas retiraron cerca de 4.000 millones de dólares de los mercados emergentes desde el 30 de enero, según cifras del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés), la mayor cantidad desde la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos.

La mayor parte de los retiros se produjo en las acciones, que han perdido 3,400 millones de dólares desde el 30 de enero, dijo el IIF, cuando los flujos se volvieron negativos. Corea del Sur, Indonesia y Tailandia sufrieron los mayores recortes.

El índice referencial de mercados emergentes MSCI ha caído más de 6% desde comienzos de mes y se encaminaba el martes a su peor desplome diario desde noviembre de 2016, con un declive de 3 por ciento.

Los inversionistas están buscando vías de escape luego de que datos publicados mostraron el mayor crecimiento en los salarios en Estados Unidos desde 2009.

El indicador avivó especulaciones de que la Reserva Federal subirá sus tasas de interés más rápidamente de lo previsto, lo que podría implicar costos de endeudamiento más altos para los mercados emergentes.

Con información de agencias.