John Collison no se siente del todo cómodo con la razón por la cual es famoso: es el multimillonario más joven del mundo en hacer su propia fortuna.

O como dicen en inglés: el multimillonario self-made más joven del planeta.

Con 27 años, se muestra como un líder de negocios muy seguro de sí mismo y como un comunicador excelente.

Pero al preguntarle sobre cuán rico es, se siente incómodo.

“La gente ahora me pregunta eso constantemente y siento que siempre espera una respuesta realmente interesante, pero no tengo nada (fascinante) para ellos”, dice el empresario oriundo de Irlanda.

“La gente me pregunta: ‘¿Cómo ha cambiado tu vida?’ y esperan que les diga que ahora tengo un hobby sofisticado como: recolectar huevos Fabergé o participar en carreras de yates”.

En cambio, me cuenta que le gusta salir a correr en su tiempo libre, lo cual describe como un pasatiempo “muy práctico y de mantenimiento bajo”.

Collison es el cofundador de un negocio de software que quizás la mayoría de las personas no ha oído hablar. Se llama Stripe.

La historia completa en BBC Mundo.