Por: Francisco Chávez
  • En Alemania el financiamiento con dinero público no puede rebasar el otorgado por recursos privados.

  • Un requisito constante para los partidos es que deben estar representados en el Poder Legislativo para obtener recursos.

  • En México los partidos tienen hasta 7 diferentes formas de recibir recursos públicos y privados.

Se acercan las elecciones y la cantidad de recursos que se destinan a los comicios puede ser abrumadora. ¿Pero en otros países qué criterio emplean para financiar a sus partidos en elecciones?

Por ejemplo, en Alemania el criterio para entregar dinero público a los partidos políticos es en proporción de los votos obtenidos en las elecciones anteriores. El cálculo es con una tasa fija establecida. Además, hay un porcentaje de gasto que se reembolsa y lo mejor, esta cifra no puede exceder la del financiamiento privado que obtenga el instituto político, por lo que entre más recursos privados y más votos obtengan, mejor.

En Dinamarca ocurre algo similar; los recursos que se entregan por partido de acuerdo a la proporción de votos de los comicios pasados y con tasa fija.

En el caso de Francia es también en proporción a los votos y a los curules obtenidos.

Una de las constantes que hay a nivel mundial con los modelos de financiamiento es la necesidad de cada partido de tener representados sus colores en el Poder Legislativo del país, como en Japón, donde también el criterio para destinar recursos en elecciones es de acuerdo a la cantidad de votos y escaños obtenidos en las elecciones pasadas.

En México, los partidos políticos reciben financiamiento público por tres razones: Actividades ordinarias permanentes, gastos de campaña y actividades específicas. Además, pueden obtener más recursos desde cuatro diferentes opciones: militantes, simpatizantes, autofinanciamiento y rendimientos financieros.

En años de elecciones federales los partidos reciben todavía más financiamiento público para sus gastos de campaña y el Instituto Nacional Electoral se encarga de establecer un tope de gastos de campaña.

Hay que decir que en 2007 se redujo el financiamiento público de cada instituto electoral pasando de 5 mil 393 a 5 mil 143 millones de pesos de 2006 y 2012.

Sin embargo, el dinero público total que se utilizó para los comicios de 2012 se incrementó debido a que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación aumentó su presupuesto. Por tanto, el gasto pasó de 16 mil 906 millones en 2006 a 17 mil 452 millones en 2012 (contando el gasto de las autoridades electorales).

Vale la pena mencionar que en el caso de México el financiamiento privado para las elecciones no es la opción más atractiva para los partidos puesto que, según la ley, en 2012 y desde este rubro a los partidos se les permitió recibir 1.7 millones de pesos como aportación INDIVIDUAL y su tope máximo fijado fue del 10% del tope de la campaña presidencial.

En pocas palabras, en 2012 un partido solamente pudo haber recaudado unos 33.6 millones de pesos de 20 donaciones individuales de la iniciativa privada.

También te puede interesar:

Averigua aquí si serás funcionario de casilla para las elecciones

Anaya amenza a EPN con mandarlo “al tambo”