Sabemos que al momento de comprar un auto, lo primero que buscas es la economía y después la seguridad, siendo sinceros, pero para que no tengas que decidir entre una y otra, aquí te damos 10 opciones con las que sólo tendrás que decidir el color de tu próximo auto.

1. KIA RIO: De manufactura mexicana, este subcompacto ofrece desde su versión de entrada seis bolsas de aire, sistema antibloqueo de frenos (ABS), control y gestión de estabilidad, así como asistente de arranque en pendientes. Estos sistemas se ofrecen desde la versión de entrada, así que sólo habrá que pagar 231 mil 900 en su versión sedán o 233 mil 900 pesos del hatchback para tener acceso a ellos.

2. FORD FIGO: El auto de entrada de la firma del óvalo azul también está bien equipado, pues ofrece seis bolsas de aire, frenos con sistema ABS, control electrónico de estabilidad y frenado con arranque en pendientes. Eso sí, este equipo no está disponible desde la versión base, sino en el tope de la gama, en la versión Titanium con transmisión automática Powershift de doble embrague, que se ofrece a un precio de 227 mil 900 pesos.

3. MAZDA 2: La actualización llegó con más unidades para nuestro mercado y, eso sí, un precio un poco más alto. Sin embargo, a partir de los 245 mil 900 pesos que cuesta la versión de entrada podemos gozar de control dinámico de estabilidad, distribución electrónica de frenado, control de tracción, sistema antibloqueo de frenos y dos bolsas de aire.

4. SUZUKI SWIFT: Desembarcado desde Japón, este pequeño subcompacto se presentó hace unos meses en nuestro país con un nuevo diseño y más espacio interior, pero conservando su esencia divertida: un manejo ágil y preciso. La firma japonesa también aprovechó para dotarlo de toda la seguridad posible en este hatchback, con seis bolsas de aire, ABS y control de estabilidad, mismos que encontrarás desde la versión media, que tiene un precio de 244 mil 900 pesos.

5. SEAT TOLEDO: Con el mismo equipamiento de seguridad que el Swift, pero con un costo de 249 mil 900 pesos, el notchback de la firma española se perfila como una de las opciones más asequibles y mejor equipadas del segmento.

6. NISSAN MARCH: La marca que lleva 10 meses como líder en ventas también ha puesto especial empeño en ofrecer los mejores sistemas de seguridad, por lo que podrás elegir desde la versión Sense, de 175 mil pesos hasta la SR Navi de 229 mil 700 pesos y contar con dos bolsas de aire, frenos ABS, control electrónico de estabilidad y asistencia de frenado.

7. NISSAN VERSA: De igual forma, el auto más vendido del país busca que sus pasajeros viajen con seguridad, por lo que equipó control electrónico de estabilidad, asistencia de frenado, frenos ABS y dos bolsas de aire, desde su versión Drive (con transmisión manual) que cuesta 181 mil 300 pesos hasta la Advance automática, de 249 mil 300 pesos (la cual es la que alcanza el tope de nuestro presupuesto).

8. NISSAN NOTE: La versión hatchback del Versa está equipado con los mismos sistemas de seguridad que sus primos antes mencionados y cas versiones cuestan entre 212 mil 800 (versión Drive con transmisión manual) hasta la Sense con CVT, de 248 mil 900 pesos.

9. TOYOTA YARIS: Tanto el sedán como el hatchback japoneses equipan bolsas frontales para conductor y pasajero, frenos ABS, distribución electrónica de frenado y asistencia de frenado desde la versión base. En sedán cuenta con una sola versión, de 215 mil pesos para la transmisión manual y 235 mil para la automática, mientras que el hatchback se ofrece en 216 mil 100 en la versión Core manual y 243 mil 100 en la S.

10. HYUNDAI ACCENT: El primo-hermano del Kia Rio, el cual también se hace en la planta de la firma sudcoreana en Pesquería, está en este sitio, monta sistema antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad y asistencia de arranque en pendientes, así como dos bolsas de aire en las versiones que cuestan menos de 250 mil pesos que son: la GL manual ($219,900), GL automática ($235,400) y MID manual ($236,900). Si queremos las seis bolsas de aire, habrá que buscar la versión tope, GLS, de 285 mil 400 pesos, que se sale de nuestro presupuesto.