El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este lunes que él habría tenido el coraje de ingresar aun sin estar armado a una escuela en Florida para tratar de evitar la masacre que ocurrió el 14 de febrero.

“Pienso que yo habría corrido e ingresado [a la escuela] aun sin tener un arma, y creo que la mayoría de ustedes habría hecho lo mismo”, dijo el mandatario, durante una reunión con gobernadores en la Casa Blanca.

La declaración de Trump se refiere a un agente de seguridad armado que el día de la masacre se apostó en la parte externa de la escuela y evitó ingresar para tratar de interceptar al joven Nikolas Cruz, quien en el tiroteo provocó la muerte de 17 personas.

Con información de AFP.