Las elecciones en Venezuela fueron postergadas del 22 de abril a la segunda quincena de mayo, en busca de legitimar un cuestionado proceso en el que el mandatario Nicolás Maduro buscará la reelección.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado por la oposición de servir a Maduro, anunció este jueves un “acuerdo sobre garantías electorales” entre el gobierno y el opositor Henri Falcón, disidente del oficialismo.

“Con este acuerdo se ratifica que en Venezuela se elige a nuestros líderes y representantes con las más amplias garantías constitucionales y democráticas”, dijo la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, en el acto en que representantes de Maduro y Falcón firmaron el pacto.

Falcón, un militar retirado de 56 años, inscribió el martes su candidatura, contrariando la decisión de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD -de la que forma parte-), de boicotear los comicios en los que Maduro buscará un segundo período hasta 2025.

Poco antes del anuncio, la coalición opositora, que sufre la peor fractura desde su creación en 2008, había pedido a Falcón retirar su candidatura, al acusarlo de hacerle el “juego” a Maduro en su “aspiración totalitaria”.

Con información de AFP.

También te puede interesar:

Él es el hombre que promete salvar Venezuela

Maduro denuncia “guerra al sistema eléctrico”