Cada semana, las noticias económicas nos traen información sobre las reservas internacionales del Banco de México… pero ¿qué son y para qué nos sirven?

Las reservas internacionales es el dinero y el oro propiedad del Banco de México que se hallan libres de todo impuesto y cuya disponibilidad no está sujeta a restricción alguna, se invierte en el extranjero y se puede convertir en un medio de pago, por ello siempre son definidas en dólares.

Un país debe contar con reservas internacionales para realizar importaciones o para abonar servicios en moneda extranjera, debido a que en el comercio internacional sólo se aceptan las monedas más fuertes.

Permiten dar un respaldo y son consideradas como un indicador de riqueza y de solidez económica.

Su finalidad es la de contar con una reserva para que contribuya a la estabilidad del poder adquisitivo del peso. Son una especie de seguro que se aplica cuando se observa un deterioro en el flujo comercial o en las inversiones.

Por ello resulta indispensable que el dinero en los que se invierte la reserva internacional sea fácilmente convertibles en medios de pago para liquidar deudas en moneda extranjera, de lo contrario, las reservas no actuarían de forma oportuna como medio de cobertura ante una contingencia.