10 años es el tiempo límite de vida útil que deben tener en función, por lo que posteriormente se mantienen a resguardo para seguirles brindando atención y cuidados.