Redacción
Feb 04, 2018

Ella es una muñeca sexual de “nueva generación”. Hablan, toca música y pone en marcha el lavavajillas. En China la empresa Exdoll hace chicas de silicona para hacer compañía a solteros, ancianos y minusválidos.

Los creadores se basaron en los procesos de la inteligencia artificial para crear a Xiaodie, que tiene una función Wi-Fi similar al sistema Siri de los iPhones.

Puede navegar por internet, ser controlada vía smartphone y responder a las órdenes vocales.
Wu está convencido de que la muñeca puede resolver algunos problemas sociales porque no se limitan a proponer sexo.

En China hay 33,6 millones más de hombres que de mujeres, en una población de 1.400 millones de habitantes. Se debe a la política del hijo único, que entre los años 1970 y 2015 prohibía tener más de un descendiente.

Por lo pronto quien quiera podrá adquirir a Xiaodie en los próximos meses por unos 4.000 dólares.