Redacción
Feb 06, 2018

Río de Janeiro es sinónimo de carnaval, pero este año no todo es fiesta en los “blocos”, o desfiles gratuitos previos al carnaval.

Las 473 agrupaciones inscritas atraen a multitudes de participantes, incluyendo una cuota importante de turistas. El mayor de la ciudad, Cordao da Bola Preta, reunirá a un millón y medio de personas el sábado en el centro de Rio.

Sin embargo, estos cortejos están teniendo problemas serios de financiación.

La alcaldía de la ciudad vende espacios publicitarios en determinadas calles e impide que otros hagan lo mismo, lo que imposibilita que los blocos consigan patrocinadores.

Los conjuntos deben recurrir a modalidades como reunir fondos a través de la web, hacer shows a lo largo del año o dictar talleres de percusión. Otros organizadores dividen espacios para reducir costos o hacen compras de insumos en conjunto.

El desfile del bloco Orquesta Voadora, que reúne a 100.000 personas, costará unos 22.000 dólares este año.

De acuerdo con la empresa de turismo municipal Riotur, unas 6,5 millones de personas participarán en el carnaval de este año y la recaudación rondará los 1.100 millones de dólares.

Los patrocinadores oficiales se comprometieron a aportar unos 612,000 dólares a los blocos, pero aún no se define la distribución del dinero.