Al menos 36 personas murieron el martes en un accidente de autobús en la carretera de Pasamayo, en la costa central de Perú.

El vehículo cayó a un abismo de unos 100 metros luego de ser chocado por detrás por un camión en la llamada “curva del diablo”.

La División de Control de Carreteras de la Policía informó además de 5 heridos hasta el momento. En el autobús viajaban 53 pasajeros procedentes de la ciudad de Huacho.

La empresa Transportes San Martín de Porres indicó que asumiría su responsabilidad y dijo que el chofer tenía mucha experiencia pero no pudo confirmar si estaba lesionado o muerto.

Unos 30 vehículos de policía, bomberos y marina siguen trabajando para rescatar a las víctimas y se cree que el número de fallecidos podría aumentar.