Alrededor de 13 mil turistas se encuentran atrapados en la estación de esquí de Zermatt, en el sur de Suiza, debido a las condiciones climáticas extremas con riesgo de avalancha a través de los Alpes Suizos.